EL DERECHO HUMANO DE ACCESO A ENERGIA ELECTRICA.

Considerando lo anterior, podríamos cuestionarnos ¿qué es mas importante, pagar el recibo de luz o comer?

Sin duda vivimos tiempos complicados donde, a medida que la Emergencia Sanitaria avanza, toman vital importancia los Derechos Humanos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales, también conocidos como DESCA.

Con las medidas de emergencia establecidas por el Estado Mexicano, se ha procurado preservar el orden publico y la paz social, la salud y la vida, con las reservas pertinentes, sin embargo, se vuelven protagonistas los DESCA en la medida que la pandemia sigue su curso y los gobiernos establecen planes de contingencia cada vez mas alejados de una tutela efectiva de tales derechos humanos.

En concreto, el derecho al acceso a Energía Eléctrica es considerado un derecho humano inmerso en los derechos económicos sociales, culturales y ambientales (DESCA), puesto que, sin el suministro de energía eléctrica, no se garantiza el cumplimiento de tales derechos humanos, como son: alimentación adecuada, comunicación y sus tecnologías, radiocomunicación y telecomunicaciones incluido el internet, mismos que son altamente indispensables ante la Emergencia Sanitaria que vivimos.

Para entender la vital importancia del tema, podemos señalar algunas consideraciones importantes de la manera siguiente:

1.- Conforme a las disposiciones dictadas por el Consejo de Salubridad General y Secretaria de Salud, el suministro de energía eléctrica es una actividad esencial, por lo que sigue trabajando de manera “ordinaria”. Bajo ese contexto, se han presentado en el país cortes o suspensión de energía eléctrica por falta de pago.

2.- En el caso concreto debemos entender la gravedad de esta situación, toda vez que, actualmente los conflictos por suministro de energía eléctrica se tramitan vía oral mercantil, procedimiento que no es considerado “urgente” para los tramites ante la guardia alta de los Juzgados de Distrito, por lo que no puedes acceder a la justicia, violando artículos constitucionales como el 14, 16 y 17, sin considerar los derechos humanos y diversas garantías como las consagradas en 1, 4, 5 y 25 de la carta magna y claro, no tendrás servicio de energía eléctrica hasta en tanto se regulariza dicha situación ante los tribunales.

3.- Ahora bien, ¿procede el amparo indirecto en contra de los actos de COMISION FEDERAL DE ELECTRICIDAD y/o sus subsidiarias al suspender el servicio de energía eléctrica? La respuesta debería ser afirmativa, al menos en los tiempos del COVID-19 y sus consecuencias, no obstante, gran parte de los Jueces de Distrito (y algunos abogados), con singular escrutinio verifican dicha procedencia para la tramitación del juicio de amparo, a luz de la legislación mercantil y el principio de definitividad, más no, desde los Derechos Humanos violentados.

4.- Asimismo, existen diversas Tesis Aisladas emitidas por el Poder Judicial de la Federación, que robustecen la procedencia del juicio de amparo ante la suspensión del suministro de energía eléctrica, a la luz de los derechos humanos; para afrontar la pandemia y lo excepcional de la situación que vivimos, es indispensable luchar por la preservación de los derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales, toda vez que, al parecer, el Estado ha olvidado que tiene la obligación de tutelarlos, omitiendo dictar planes o programas suficientes para prevenir actos como los cortes o suspensión de suministro de servicios básicos, agravando la violación de los mismos, puesto que actualmente la falta de luz eléctrica ante el confinamiento pone en peligro la salud física y psicológica, como consecuencia, la vida; el interés superior del menor, el derecho a la educación puesto que se toma a distancia por medios digitales o electrónicos, el derecho a la renta básica o mínimo vital, entre otros.

5.- Considerando lo anterior, podríamos cuestionarnos ¿qué es mas importante, pagar el recibo de luz o comer? La respuesta la encontramos en la resolución 01/2020 emitida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de titulo PANDEMIA Y DERECHOS HUMANOS EN LAS AMERICAS, de fecha 10 de Abril del 2020, en donde reconoce la existencia de altas tasas e informalidad laboral y de trabajo e ingresos precarios lo que impide a millones de personas tomar la medidas básicas de prevención, por lo que exhorta a los Estados a poner en marcha las medidas necesarias para proteger a sus poblaciones, a la luz de los derechos humanos y DESCA.

En conclusión, debemos pelear por preservar el Estado de Derecho, no solo ante los actos de injusticia provechosa ante la ausencia de tribunales, por parte de algunas dependencias publicas como CFE y subsidiarias, sino, por la preservación de los derechos humanos en beneficio de las personas afectadas y vulnerables, donde nuestra principal arma, será procurar el Amparo y Protección de la Justicia de la Unión a través del juicio de Garantías.

Recuerda que nuestras publicaciones son para entendimiento publico y su contenido es ilustrativo y enunciativo mas no limitativo.

Suscríbete a nuestro Blog para recibir más publicaciones como esta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s