MI PRIMER CLIENTE

LICENCIADO, ¿PUEDO CONFIAR EN USTED?

Hace más de diez años que lleve mi primer juicio, aun recuerdo la pregunta que dio inicio a mi carrera.

Mi cliente tenia problemas con su pareja, necesitaba urgentemente un abogado, un conocido en común me había recomendado con ella, por lo que confiadamente llego a mi oficina para ser asesorada.

Sin preambulo me pregunto: ¿LICENCIADO, PUEDO CONFIAR EN USTED?, entonces sentí el peso de la responsabilidad que representa mi carrera, no obstante, sin dudar, le respondí “Usted no me conoce, no sabe como trabajo y ni siquiera sabe si voy a ganar su juicio, sin embargo, debe estar dispuesta a confiar en mi de inicio y cuando vea los resultados le garantizo que no se va a arrepentir.” Yo estaba totalmente seguro que ganaríamos.

Al ver mi expresión de seguridad y firmeza, mi cliente me dijo “Eso quería escuchar, se que tengo opciones pero elijo confiar en ti, pongo en tus manos a mis hijos, no me decepciones”; semejante responsabilidad para un abogado primerizo.

Al final gané el juicio, se obtuvo la custodia, manutención, divorcio y un par de propiedades, obtuve el reconocimiento de mi cliente y claro mis honorarios.

Al día de hoy, siempre que me visita un cliente nuevo, me siguen haciendo la misma pregunta, pero la puedo entender con mayor profundidad ya que al paso de los años, han puesto bajo mi absoluta responsabilidad el patrimonio de toda su vida, su integridad física, su libertad, la manutención de sus hijos, recuperar su ahorros, sus derechos humanos, justicia por la muerte de hijos, padres, hermanos, hermanas, recuperar el trabajo de toda su vida, indemnizaciones, bienes, empresas, corporaciones, trabajo y trabajadores, etc., pero no puedo ir por ahí dando resultados para obtener confianza, al final actuamos a través de un acto de fe, en donde el cliente debe confiar en ti y tu como profesional debes tomar el asunto como el primero, mostrar seguridad y confianza, siempre hablando con la verdad y exponiendo tus conocimientos en el tema pero principalmente, ser honesto en tus capacidades pues al final no solo pierdes un “caso” o un cliente, pierdes Tu, pues la confianza es lo único que puedes ofrecer al entrevistarte con tu cliente.

Lic. Eduardo Josué Animas Hernández.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s